Se dice que las personas venimos al mundo porque tenemos una misión, un objetivo o intentamos encontrar una razón a nuestra existencia. Puedo decir que con el correr del tiempo me voy dando cuenta cual es mi misión: disfrutar de cada día como si fuera el último, porque por cada segundo que deseamos no existir estamos dejando pasar grandes aventuras.

27 dic. 2011

Es lo que toca.

Algún día te tocará llevarte esas lecciones de la vida. Te darás cuenta de que el amor no es promesa si no hechos, y que no puedes fiarte de nadie, que también los más queridos fallan alguna vez. Sabrás que sin esfuerzo no se llega a ningún sitio y que luchar siempre es posible. Que soñar es el mejor regalo del mundo y que los sueños están para cumplirlos, llamemos los pilares de la vida, los que nos hacen tener esperanza e ilusión, pero también tendrás que saber que esos sueños se pueden romper, irse, y tendrás que empezar de cero. Tendrás que saber que no siempre irá bien y que tendrás que dejar la piel por vivir la vida. Que no existe la distancia si el recuerdo sigue vivo. Tendrás que creer en algo, y que mejor que creer en ti mismo. Sin que te importe los comentarios de la gente. Tendrás que saber que nunca te llegarás a conocer a ti mismo, y que te costará mucho esfuerzo llegar a ser quien quieres ser y que el tiempo es muy corto. Y sobre todo, tendrás que saber llevarle el ritmo a este ilógico planeta, porque no se parará por ninguno de tus problemas. Y, ¿sabes? Entonces de darás cuenta de todo lo que vales y de lo fuerte que te hace la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario